¿Es malo que te gusten muchas cosas a la vez? ¿Eres multitalentos?

Hace un tiempo vi en el Instagram de @joseriello una imagen con la palabra
Inquieta
acompañada de esta frase:
“porque muere lo que quieto se queda.”

Qué diferente es esta acepción, que aquí tiene connotaciones positivas, a la que se entiende cuando este adjetivo va acompañado de las palabras artista, creador o creativo. Entonces, de repente, se traduce por persona dispersa, que no sabe lo que quiere, que pierde rápidamente el interés y el foco, que cambia demasiado de opinión, voluble…

Porque, efectivamente, es muy habitual que estas personas sean de naturaleza inquieta o, lo que es lo mismo:
curiosas, con alta sensibilidad, muy receptivas a diferentes estímulos, con gusto por las mezclas y sacar las cosas de contexto, probadores de cosas nuevas, que encuentran ideas en cualquier cosa sin venir a cuento, con la mente siempre despierta…

Pero, si estas cualidades no tienen nada de malo ¿por qué son percibidas como algo negativo entonces?
Según mis investigaciones estos son los motivos:

 LA ESPECIALIZACIÓN SE VALORA MÁS

Toda la vida nos han dicho “tienes que escoger, no se puede tener todo”.
Pero entre tenerlo todo y tener más de una cosa ¡hay un gran abanico de posibilidades!
¿Por qué entonces siempre tiene que ser una sola cosa? ¿acaso no cambiamos a lo largo de nuestra vida?
Si te das cuenta, desde bien pequeños nos hacen elegir y enseguida nos preguntan
¿Qué quieres ser de mayor? Como si lo que nos define fuera solo nuestra profesión o  como si solo pudiéramos tener un trabajo para toda la vida.

¿Sabes de dónde viene el origen de la especialización?
Tiene mucho que ver con la industrialización y con el origen del sistema educativo que hoy conocemos, que no sé si sabes, van de la mano. El origen de la escuela está unido directamente al nacimiento de la industria, sobre todo después de la primera Guerra Mundial:
Después de la contienda, el poder económico disponía de las fábricas que habían provisto productos durante la guerra a los soldados y que, a unos pocos, les había traído grandes beneficios; cerrarlas y dejar de ganar dinero no entraba dentro de sus planes. Por este motivo pensaron en la manera de seguir sacándoles partido. Para ello necesitaban:
generar una alta demanda para fabricar lo mismo o más y así poder bajar costes y,
obtener mano de obra barata para seguir fabricando.

Sus objetivos eran:
– Conseguir suficiente mano de obra que lo hiciera posible sin que dieran muchos problemas de disciplina
– Crear una masa de personas suficiente que sintiera la necesidad de comprar sus productos
La escuela fue el lugar donde “programar” a esas personas. Somos el fruto de una era.

Nos han formado para que no pensemos por nuestra cuenta, para que trabajemos sin quejarnos, sin cuestionar a la autoridad, primero al profesor y después al jefe. Para que nos especialicemos porque seremos más eficientes, productivos y rentables. Para que hagamos un trabajo independientemente de si nos gusta o encaja con nuestros talentos naturales.
Nos han instruido, que no educado, para que creamos que todos somos iguales, con las mismas necesidades, y que todo lo que se salga de un estándar prefijado no es “normal” y debe ser penalizado.
Aun hoy no nos educan para disfrutar de la vida y desarrollarnos, sino para ser una persona que encaje en el patrón de productor y consumidor sin levantar la cabeza ni cuestionarlo.
Qué casualidad que el origen de la psicología, los libros de autoayuda y los ansiolíticos nacieran en esta época ¿verdad?

Pero lo cierto es que todos y cada uno de nosotros somos diferentes, igual que nuestras huellas dactilares, y evolucionamos y cambiamos a lo largo de nuestra vida.
Desprogramarnos y reaprender es algo que va a llevar un gran trabajo pero ¡es posible!!

► AL CEREBRO LE DA PAVOR EL CAMBIO

El trabajo para cambiar, no obstante, va a ser difícil, no te voy a engañar. A la educación recibida hay que añadirle cómo funciona nuestra mente porque, por motivos de supervivencia, nuestro cerebro está diseñado para sobrevivir, no para ser feliz. Por eso no le gustan los cambios, para él es un riesgo de muerte.
Cuando tú tienes intención de hacer algo nuevo él piensa:
“Si ahora estamos vivos ¿por qué vamos a cambiar nada?
Le da igual que tu vida sea triste y dura, ¡estás vivo! Esa zona de supervivencia es la llamada “zona de confort”, en la que el corazón te late, aunque lo haga despacio.
Por este motivo, cuando queremos cambiar en nuestras vidas, aunque nos haga mucha ilusión, a veces sobre todo por eso, nuestro cerebro es capaz de inventarse mil y una excusas y razones, incluso crearte malestar físico, para frenarte.

Las buenas noticias es que actualmente, gracias a los avances en neurociencia, cada vez conocemos más maneras de sabotearlo. Como el método kaizen que recomiendo a todos mis alumnos y clientes y que te invito a que lo descubras desde ya mismo a través de este mini-gran libro “Un pequeño paso puede cambiar tu vida: método kaizen”

Pero si esto es así, quizás te estés preguntando…
entonces ¿Por qué los artistas, creadores y creativos siempre buscan el cambio?
Porque viven, sobre todo, a través del lado derecho de su cerebro, el emocional, que es el que se activa cuando hacemos una actividad que nos da placer y que tiene una característica particular, no tiene noción del tiempo. Así, sin darse cuenta, dan esquinazo al lado izquierdo, el racional, y se neutraliza la activación de los frenos.
La naturaleza de este tipo de personas hace que se dejen llevar más, y por eso consigan ser más genuinos.
Pero no es algo que se busque conscientemente, les sale. Y esto, que de entrada puede parecerte algo bueno, no lo es del todo, porque si lo desconoces puede acabar en caos y no lo puedes poner a tu favor.

► LAS VENTAJAS DE SER MULTITALENTO

Como ya sabes, todo en esta vida tiene pros y contras: tener un talento que destaque especialmente y convertirnos en especialistas o expertos, y también tener más de uno.
Sobre lo primero se ha escrito mucho, sobre todo pros, pero sobre el segundo tema apenas hay nada, de ahí que este post lleve mucho tiempo en mi cabeza deseando salir y que sea una constante en todos mis libros y formaciones.
Mi objetivo es hablarte de los pros, pues de la parte negativa seguro que ya has oído hablar, incluso demasiado.
Lo que quiero decirte, ante todo, es que si algunas vez te has sentido identificado con mis palabras, no te preocupes más por ello y empieces a dejar de sufrir por intentar ser “normal”, como si tuvieras que corregir una tara de nacimiento, como me ha pasado a mí casi toda mi vida o a Emilie Wapnick que lo explica muy bien en esta Ted Talk “Por qué algunos no tenemos una verdadera vocación”:


Lo que se trata ahora es que intentes poner a tu favor esta parte de tu naturaleza. Porque tú no tienes nada malo que deba ser corregido.
Al revés, si no admites como eres, si quieres ser como la mayoría de personas para sentirte “normal” y aceptado, lo único que conseguirás es frustrarte y entonces sí harás eso por lo que tanto se nos critica:
dejarás las cosas a medias, serás inconstante, te bloquearás y estallarás de vez en cuando, o estarás triste y depresivo por temporadas… que son la válvula de escape de tu mente, porque es la manera que tiene tu cuerpo de defenderse; el agua siempre encuentra por dónde salir.
Por tu bien tienes que encontrar la manera de gestionarlo y ponerlo a tu favor.

Algunas de mis sugerencias son:
– Dejar algunos talentos como hobby
– Tener diferentes negocios a lo largo de los años
– Repartir bien el tiempo entre diferentes proyectos
– Aprender técnicas de gestión del trabajo y el tiempo que te tengan en cuenta y que de verdad te ayuden, como las que he creado yo cansada de no encontrar nada que me funcionara, o las que aplica el profesional de mi equipo  Jaume M. Albareda
– o…

► DEFINIR UNA ESTRATEGIA DE NEGOCIO BASADA EN EL MULTITALENTO

Seguro que ya debes haber oído hablar sobre “la marca personal” de la que tanto se habla últimamente en el ámbito profesional y emprendedor. Este térmico se aplica cuando un proyecto se basa en una persona y no tanto en los productos o servicios que ofrece; ella es el producto: su personalidad, sus gustos, sus habilidades, su química…
Su identidad se refleja en todo lo que haga.
Lo cierto es que esto es algo que hacen todas las marcas, independientemente de si son personales o no, pero la mayoría lo hacen inconscientemente. En este caso, se define previamente.

Esta sería una opción profesional para aquellos creadores y creativos con multitalentos o que quieren tener un negocio multidisciplinar.
Uno de los contras de esta opción es que tu persona queda muy expuesta, para lo bueno, pero también para lo malo. Por lo que, si decides adoptarla, te recomiendo que te informes y te formes bien sobre ella.
En este sentido, sí que quisiera que tuvieras en cuenta algo vital que casi siempre se olvida.
Si optas por este camino tienes que saber que será bastante más lento que el de la especialización. Puede ir igual de bien, o mejor incluso, pero será más largo y lento.

De nuevo aquí juega un gran papel saber cómo funciona nuestro cerebro.
Las personas necesitamos etiquetar, definir, meter en un marco específico, todo aquello que conocemos, esto nos da sensación de control y seguridad. Es un automatismo.
Como no puedes luchar por cambiar esta realidad, la tienes que poner a tu favor.
Para ello, es recomendable que, aunque quieras diversificar tus productos y servicios, no lo hagas en tus inicios.
Al principio la prioridad es que ganes en visibilidad, que el mayor número de personas te conozcan y que se corra la voz lo antes posible. Para conseguirlo lo más importante es que tu mensaje sea muy claro y conciso. Si no es así, te pasará como aquel juego llamado “el teléfono maldito” donde en un grupo de personas uno empieza diciendo una frase y, cuando llega a la persona al final de la fila, no se entiende nada en absoluto.

Si por ejemplo te gusta la cerámica, la ilustración y la moda, no empieces tu negocio haciendo los 3 productos y elige uno. Cuando te conozcan bien por este y tengas una comunidad lo suficientemente grande y estés bien financieramente, anuncia poco a poco el resto de productos, vigilando que entre todos haya un hilo conductor, tu mensaje personal de marca.

Puedes hacer la prueba tú mismo. Si estás en una cena y alguien te hace la típica pregunta de “¿A qué te dedicas?” contéstale 3 cosas a la vez y pasados 6 meses pregúntale que te diga a qué te dedicas, no sabrá precisarlo.
No es falta de interés, es solo cómo trabaja nuestra cabeza.

Por este motivo, porque esta estrategia que te puede ayudar a desarrollar tus talentos si los quieres aplicar en un mismo negocio es lenta, necesitas tener habilidades en la gestión de las emociones y del trabajo, para no rendirte por el camino.

Para acabar con buen sabor de boca, te daré una ¡muy buena noticia!:
Aunque faltan unos años para que llegue, cada vez más analistas de mercado y marketing, economistas, sociólogos… hablan de que, debido sobre todo a la llegada de la inteligencia artificial, las personas multidisciplinares serán las más buscadas por muchas empresas precisamente por:
– su manera natural de mezclar cosas y por lo tanto poder trabajar en diferentes ámbitos e innovar más fácilmente
– el creciente aumento de los servicios ya que hay exceso de productos y las necesidades prácticas están cubiertas, pero no así las emocionales, que solo pueden atender las personas.
No sería la primera vez en la historia que los “locos” se convierten en los “normales”.
😉

Si quieres saber más sobre este tema, estas son algunas de las lecturas por las que puedes empezar. Si quieres más, escríbeme sin dudar:

– “¿No hay trabajo? ¡Créalo!” de Gem Barton
– “Real artist don’t starve” (Los artistas de verdad no se mueren de hambre) de Jeff Goins

Lo que busco con este post, y con todo mi trabajo, nunca es buscar culpables, no hay buenos ni malos, sino circunstancias que condicionan las cosas. Yo lo que busco es encontrar respuestas, entender, para luego hallar soluciones.

Por este motivo te invito que no juzgues a la ligera a los demás, familiares, amigos o clientes, cuando te sientas agredido, pero tampoco te juzgues a ti mismo.
Ahora ya sabes las reglas del juego, el reto está en encontrar la manera en que todos aprendamos de todos sin imponer y que ganemos sumando porque solo así ¡se multiplica!
Encuentra la manera de realizarte, investiga, aprende… y sobre todo ¡prueba y practica! Ensayo-error, ensayo-error… aprendizaje continuo.

Y tú ¿tienes más de un talento? ¿Lo has vivido como una suerte o como una desgracia hasta ahora?
Y lo que es más importante ¿vas a sacarle partido a ese regalo con el que naciste o seguir sintiendo pena porque no eres “normal”?

¡Eres especial, único, diferente, genuino!!
Justo una de las características que tienen los negocios de éxito y que cuesta más de conseguir.
¡Aprovéchalo!! ¡Disfrútalo y haz disfrutar a mundo!!

PD 1:
Por favor, sé que hay demasiadas personas que sufren por este tema, pensando en ellas lo he escrito desde el alma. Si conoces a alguien que lo sufra házselo llegar acompañado de una sonrisa, la tuya y la mía.

PD 2:
Si quieres saber si cumples con otras de las características, como esta, propias de artistas, creadores y creativos para poner a tu favor estos hándicaps, te invito que realices mi test gratuito.

2 Comentarios
  • federica jourdan
    Escrito a las 23:48h, 26 septiembre Responder

    Gracias!!sabes lo que he pasado y lo que pienso!este artículo me regala mucha fuerza.no soy sola
    Un saludo

    • Monica
      Monica
      Escrito a las 09:17h, 03 octubre Responder

      ¡Hola Federica! Tú eres un buen ejemplo, gracias por pasarte y compartir.
      ¡Somos muchos y SUMANDO cada vez más! : )
      Un abrazo y una sonrisa.

Deja un comentario

4 × 1 =

Empresas Creadoras te informa que la información que facilitas en este formulario será tratada por Mònica Rodríguez como responsable de la web con el fin con el fin de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@empresascreadoras.com, así como el derecho de presentar una reclamación ante la autoridad de control. Para más información visita la página política de privacidad.

Al utilizar este web, aceptas que Empresas Creadoras utilice cookies para mejorar la experiencia de navegación.

ACEPTAR
Aviso de cookies